carlarogel.com carlarogel.com

Javier Contreras, el electrogenio

Le he pedido imposibles y ha compuesto bandas sonoras inmejorables.

Javier Contreras es un genio de la composición narrativa, la síntesis y la variedad.

Respondió a un anuncio. Dijo que hacía música. Lo decía en serio: del hardcore-flamenco al chotis electrónico, ha compuesto piezas desconcertantes, expresivas, atípicas, arriesgadas y deslumbrantes.

Respecto a las bandas sonoras yo me ajusto al guión siguiendo las indicaciones temporales de comienzo y final de la música en cada escena o fragmento de la película. Basta con que se me dé una anotación del sentimiento musical que se desea manifestar en cada momento.
Esta fue su respuesta a mi ¿cómo trabajas? Enseguida comprendí que trabajar con él iba a ser apasionante; pronto comprobé que es un privilegio. Su proceso de gestación musical es dedicado, perseverante, riguroso, perfeccionista y receptivo; su talante conciliador pero firme, constructivo y altamente inspirador; nuestra relación epistolar, hasta que tuvo el detalle de viajar a Madrid para asistir al estreno de Urbanitas, nuestro tercer trabajo juntos.
El primero fue Mater Piadosa, una sinfonía que parte del heavy oscurantista apocalíptico y épico para introducir al pseudoCristo tatuado con los brazos en cruz en una iglesia abandonada, al flamenco clásico de cajón con un crescendo de angustia que ilustra la desesperación de la madre lorquiana envolviendo al hijo yacente en su bata de cola roja.
Prodigioso: un recorrido de 1 minuto 58 segundos inquietante, emotivo, paralizador, electrizante y envolvente.
El resultado final es muy bueno, todo es fluido y armónico y no cansa, apetece volver a verlo.
Personalmente, lo vería en bucle. La historia se había apoderado de mí como un rayo fulminante atravesando mi cuerpo en la calle Francisco Silvela (Madrid), de camino al encuentro con el muso, Ignacio Relaño, Darko. La factura barroca, maravillosa, con ese plano cenital de Luis Ahijado y esta composición de Contreras acercaron el resultado al extremo imaginado.
Urbanitas era otro cantar: un enfoque comercial en el que destacan personajes cosmopolitas y profesionales que se desenvuelven en un entorno sofisticado y moderno . El verdadero desafío estaba en la ausencia de guión y en mis ínfulas musicales que Javier captó a la perfección:
Quieres un Electrochotis conceptual con toque bossa que destile sofisticación, constructivismo y modernismo. No le veo nada loco (si lo comparas con el anterior claro).
Qué arte. La empatía es su maniobra de aproximación: comprende la esencia, capta el objetivo, interpreta el mensaje y ejecuta la mejor versión posible para el discurso visual.
 Voy a desarrollar tu idea, intentando adaptar la melodía a cada personaje con algún tipo de característica sonora o estilística.
El resultado de Urbanitas es una de las melodías más desconcertantes y variopintas que he escuchado nunca, es el resultado de una mutación del electrochotis inicial a la suma de Twerking, Trap y Moombathon.
Contreras es un angelo, haciendo honor a esta joya que me envió sobre la composición del tema de Twin Peaks de Badalamenti a David Lynch:
Te envío un enlace de como sería esto de componer en un mundo ideal, en un mundo ideal y muy muy peliculero…

Share Post :

More Posts

Deja un comentario